· 

"Los chicos también van a DISNEY". Seba Vettorazzi/Blas Capelari


Llegan a la cita puntuales, celular en mano, sonrientes...muy sonrientes.

Es viernes y saben que  todavía tienen muchos programas por delante.

Nos costó un montón coordinar una reunión, de hecho, tuvimos que cambiar la fecha varias veces. Sus agendas están repletas de compromisos: el cole, deportes, viajes y salidas con amigos.

En sus rostros perdura el bronceado que adquirieron durante su última aventura.

Ellos son Blas Capelari y Sebastián Vettorazzi y acaban de volver de su viaje de quince años a Disney. En una divertida charla me cuentan todos los detalles de esta experiencia que marcó sus vidas para siempre.

 


Desafiando el prejuicio que indica que el viaje a Disney es sólo para chicas, Seba (Sampacho) y Blas (Suco) se animaron a viajar junto a un grupo mayoritariamente femenino y vivieron una experiencia inolvidable.

Ellos optaron por el más completo de los paquetes ofrecidos por EXPENDER TEEN: “Expender Teen VIP”.

Un espectacular viaje que comprende 21 días recorriendo Miami y Orlando más un crucero de una semana por el CARIBE (visitando las playas de NASSAU BAHAMAS-JAMAICA-ISLAS GRAN CAIMAN-COZUMEL).

Antes de comenzar a charlar sobre el viaje, les pregunto si se conocían. Me cuentan que la abuela de Seba vive a media cuadra de Blas y que cuando eran chiquitos solían pasar tardes enteras jugando al zorro.

 El destino quiso que años después coincidieran en este fabuloso viaje que consolidó definitivamente su amistad.

 

 

¿Cómo se sintieron al ser una minoría de varones entre casi 200 mujeres?

Seba: Super bien. En realidad había otros varones, unos 15 en total. Y también estaban los coordinadores de los que nos hicimos muy amigos así que en ningún momento nos sentimos “descolgados”. Y la relación con las chicas fue genial. 

 

¿Cómo es viajar dentro de un grupo tan numeroso, se llegaron a conocer entre todos?

Seba: La verdad es que se forman muy buenas amistades porque, si bien en los parques estábamos divididos en grupos de 20 personas aproximadamente, había horas libres en las que nos juntábamos con los chicos de los demás grupos para repetir los juegos que más nos habían gustado. De esa manera terminábamos interactuando entre todos.

Blas: Igual... al ser tantos nos pasó de ponernos a conversar con unas chicas el último día en el aeropuerto y enterarnos que habían viajado con nosotros y NUNCA las habíamos visto. (risas) Éramos tantos que en un punto es imposible conocer bien a todos.

¿Cómo era un día típico en los parques?

Seba: Nos levantábamos muy temprano, tipo seis. Desayunábamos. Nos daban unos 10 min. para ir a la habitación a buscar las cosas y después tomábamos el transporte para ir a algún  parque. Hacíamos la máxima cantidad de juegos posible en grupo y si quedaba tiempo, nos daban una hora libre para que nos subiéramos de nuevo a nuestros juegos preferidos. A la noche volvíamos a cenar al Hotel e inmediatamente después de la cena teníamos alguna fiesta organizada por Expender Teen exclusivamente para nosotros. Hasta viajamos con DJ propio, DJ Calo, un fenómeno.

 

Suena agotador.¿En qué momento dormían? 

Blas: Sí, era muy cansador. Por lo general las chicas se iban a dormir después de las fiestas alrededor de las dos o tres de la mañana pero nosotros nos quedábamos levantados hasta más tarde jugando a la Play en la habitación (risas)

Seba: Nos pasó de quedarnos dormidos, ojo! Un día nos acostamos tardísimo porque nos quedamos haciéndoles el aguante a unas chicas que se volvían antes. Habíamos programado 9 alarmas diferentes para despertarnos a tiempo para ir a los parques pero no escuchamos ninguna. El coordinador casi nos tiene que tirar abajo la puerta para despertarnos (risas)

 

¿Cuál fue el parque que más les gustó?

Seba: No podría elegir uno solo. Me gustaron todos. En realidad lo que estuvo bueno fue que EXPENDER TEEN te lleva primero a los juegos más simples y progresivamente vas pasando a los más divertidos. Eso le da una emoción EXTRA a toda la experiencia.

Blas: Sí, parece una pavada pero nos cruzamos con chicos que habían viajado con otra empresa y habían hecho exactamente lo opuesto. Nos contaron que al hacer primero los juegos más emocionantes y después los más tranquilos se habían decepcionado bastante.

 

¿Cuáles fueron los juegos que más disfrutaron?

Blas y Seba ( a dúo): ¡¡La montañas rusas!! (risas). Y como popular...digamos que el sector de Harry Potter en Universal es el más concurrido en este momento. Es como que causa furor.

 

Al haber viajado en plena temporada alta, ¿les tocó esperar mucho para subir a los juegos?

Seba: No, para nada!. Los coordinadores tienen mucha experiencia y estudian la situación de cada parque de antemano. Usan todas las aplicaciones que hay disponibles para saber los minutos de espera que hay en cada juego y organizan el recorrido de manera tal de no perder ni un segundo. Lo máximo que tuvimos que esperar fue una hora pero porque se trataba de un juego que era muy solicitado.

Qué tal Miami, ¿les gustó?.

Sí, en Miami fuimos a la playa. Hicimos compras. Tuvimos una cena espectacular en el Hard Rock Cafe y a la salida nos estaban esperado una caravana de limusinas para recorrer la ciudad, fue espectacular. Arriba de la limusina había música y luces. Una verdadera fiesta.

Blas y Seba listos para la gran Fiesta de Quince a bordo del crucero
Blas y Seba listos para la gran Fiesta de Quince a bordo del crucero

¿Y qué me pueden contar del crucero?

Seba: el crucero es genial porque ahí los tiempos son otros. No andás a las  corridas como en los parques. Uno se puede relajar más, levantarse un rato más tarde y disfrutar de la playa. Incluso nos podríamos haber quedado hasta mucho más tarde en las playas pero al viajar con chicas, teníamos que subir al crucero un rato antes para que ellas se prepararan con tiempo para las “salidas” de la noche. Se tenían que maquillar, planchar el pelo, elegir qué ponerse y todo eso (risas)

 

Hay gente que dice que la vida a bordo es tan placentera que no dan ganas bajarse del barco. 

¿A ustedes les daba fiaca bajarse del crucero?

Blas: No, al contrario. Ni bien el barco paraba frente a alguna playa y veías el color turquesa del agua querías bajar de inmediato para disfrutar del mar. Los días en el crucero son un verdadero relax y vienen bien para reponerse del cansancio acumulado durante tantos días de parques.

 

¿Hubieran lamentado perderse el crucero?

Blas y Seba: Obvio! Los parques son geniales, pero la experiencia del crucero es algo único. Las dos cosas se complementan pero definitivamente sin el crucero el viaje no sería lo mismo.

Además en el crucero tuvimos nuestra fiesta de quince y de despedida que fue inolvidable. 

 

¿Se movió mucho el barco?

Seba: en realidad si no le prestás atención, ni siquiera te das cuenta de que se está moviendo. Pero una noche se movió un poco más de lo habitual, le erré a la escalera que estaba por subir y me dí un golpe. (risas)

 

Seba y Blas haciendo shopping
Seba y Blas haciendo shopping

¿Se compraron muchas cosas?

Blas y Seba: La Play (Play Station)...algunas zapatillas, perfumes y ropa deportiva.

Seba: en Orlando nos llevaron a unos Outlets enormes. Son tan grandes que a pesar de que nos dieron tres horas, no los terminamos de recorrer.

 

 ¿Hace falta llevar mucho dinero adicional?

La verdad es que TODO está incluido. Si uno quisiera, perfectamente podría viajar sin dinero. En lo único que gastamos fue en nuestras compras personales. Pero todo, absolutamente TODO lo demás estaba incluido.

 

¿Siguen en contacto con sus compañeros de viaje?

Seba: Todo el tiempo!. Tenemos varios grupos de whatsapp, nos juntamos en el Shopping en Río Cuarto y pronto llega la "Fiesta de reencuentro" que organiza EXPENDER TEEN y que seguramente va a estar buenísima.

 

Cuando les pregunto a Blas y Seba si volverían a elegir el viaje como regalo de quince, su respuesta es la misma que leí una y mil veces en los testimonios de todos los que viajaron: "Volveríamos a elegir el mismo viaje, con el mismo grupo y los mismos coordinadores".

Y no me sorprende, porque a lo largo de sus 15 años de trayectoria, EXPENDER TEEN ha ido puliendo hasta el más mínimo detalle de este mágico viaje, para lograr que los chicos vivan una experiencia que perdure en su memoria para siempre.

 

 

NOTA:


AGRADECIMIENTOS:

A Seba y Blas por su buena onda a la hora de darnos esta nota y a sus padres por autorizarnos a entrevistarlos.

 

A Pablo, Gastón y Juampi de EXPENDER TEEN por responder a todas nuestras consultas y por brindarnos el apoyo necesario poner este maravilloso viaje al alcance de nuestros clientes.



Ya se encuentran abiertas las inscripciones para los viajes de 2017 y 2018.

Te esperamos en la agencia para contarte todos los detalles de este sensacional viaje!!!


Compartí en tus redes sociales y dejá tu comentario!!


Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Gastón (jueves, 11 agosto 2016 13:13)

    Muy buen reportaje y descripción de algunas vivencias ! Nos alegra saber que lo disfrutaron al máximo y ojalá sea un recuerdo INOLVIDABLE

  • #2

    claudia gazzola (jueves, 11 agosto 2016 19:30)

    Que linda experiencia !!! me dan ganas de tener 15 años y hacer un viaje así !!!